Evolución del Entorno Digital

publicado en: Marketing Digital | 0
La evolución del entorno digital

La evolución del entorno digital tiene su origen en la década de los 90 con el uso de internet y concretamente en el sitio Web. Por parte de las empresas y usuarios creando nuevo roles debido a los requisitos del mercado y las nuevas técnologías. Lo que por entonces parecia algo inpensable, hoy en día por ejemplo, ya no es necesario ser programador para cambiar textos, fotografías o simplemente crear nuevo contenido en un sitio Web.

Pero, ¿como ha evolucionado en todo este tiempo?

  • Web 1.0: Nace en los 90 y el objetivo era presentar los productos como si fuera un catálogo. No había una comunicación activa con el usuario, era unidireccional y los usuarios se conectaban al sitio Web como solo un punto de información.
  • Web 2.0: Nace a finales de los 90 y se empieza a considerarse como tal en el 2004. Hay un cambio sustancial con contenidos bidireccionales y los usuarios podían empezar a interactuar y crear sus propios contenidos. La inteligencia colectiva empieza a actuar como centro de información.
  • Web 3.0: En el 2007 y con la aparición de los Smartphones, gracias a Steve Jobs, los sitios web se ven obligados a cambiar para la adaptación del uso del móvil. Las aplicaciones Web se empezaban a conectar con otras aplicaciones Web y la Web es semántica. Se incorpora la realidad virtual y aumentada. No obstante, las personas siguen siendo el centro de la información. Se empieza a aplicar la geolocalización, especialmente en los dispositivos móviles, para ubicar los negocios, servicios, tráfico, … por tanto, las empresas debían empezar a estar “Geolocalizadas“. Esto supone un cambio en los buscadores, puesto que empiezan a salir las fichas de cada empresa cuando un usuario realizaba ciertas búsquedas. Hoy en día, cualquier empresa debe estar de alta y con una ficha bien creada y completa en Google MyBusiness y Bing Places ya que son las bases de búsqueda para los smartphones Android e iOS respectivamente.
  • Web 4.0: Uno de los elementos principales es una interacción real de las maquinas con los seres humanos trabajando conjuntamente. Personas conectándose con personas y aplicaciones Web de forma ubicua. Se añaden tecnologías como la Inteligencia Artificial, la voz como vehículo de intercomunicación para formar una Web total. Es lo que se llama la Web semántica y las máquinas no sólo buscan contenido con las palabras que se dicen, sino que entienden la pregunta de las personas, por ello, es necesario e importante adaptar las webs con marcadores semánticos para aparecer en los resultados de búsquedas sobre todo de dispositivos móviles que su uso es y será mucho mayor día a día.

Cambios generados en Internet para los usuarios y las empresas

El usuario, como cliente final, al principio buscaba productos o servicios ofrecidos por las empresas y estos, se lo mostraban en forma de catálogo. La posibilidad de opinar en el sitio Web eran escasas o nulas.

Hoy en día, el rol del cliente ha cambiado. Ahora puede interactuar a través de internet, pudiendo opinar o criticar de una forma sencilla y rápida. Los comentarios que puede afectar al comprador e influenciar en la decisión de otros usuarios. ¡El cliente es el centro! Se informa a través de internet antes de comprar cualquier cosa y puede comparar. Esto le permite estar mucho más documentado y adquirir un producto con más seguridad. Pero, el producto ya deja de ser solamente físico y se necesita compartir esa vivencia, sentimiento, … en definitiva: experiencias, que además de ser compartidas, necesita coleccionarlas y acumular como más, mejor. ¡Somos, en general, coleccionistas de experiencias!

La gente le gusta coleccionar experiencias y además compartirlas, y según unos sectores más que otros. Las redes sociales son un claro ejemplo. La gente cuenta lo que hace, dónde está y cuelga fotos o videos constantemente.

Las empresas, ya no deben pensar en vender sus productos, sino experiencias. Los usuarios de hoy en día coleccionar recuerdos y experiencias memorables que comparten a diario.

Las empresas, ya no deben pensar en vender sus productos, sino experiencias.

La evolución del entorno digital ha llevado a los usuarios de hoy en día a coleccionar recuerdos y experiencias memorables que comparten a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *